CÓMO AFRONTAR LA NAVIDAD SIN MORIR (NUTRICIONALMENTE) EN EL INTENTO.

Diciembre. Oh no. Ya estás aquí: comidas de empresa, cenas de amigos, primos y demás grupos sociales. Comidas familiares el 24, 25, 31, 1 y seguimos empezando el año nuevo con más excesos el 6 de enero.

Las personas que al inicio de este año se han propuesto cuidar su alimentación llegan a este mes con frustración e incluso miedo por ver fracasar todos sus objetivos. Pues ¿sabéis qué os digo? ¡QUE HAY QUE CAMBIAR EL CHIP!

Es cierto que debemos avanzar por las navidades con un poco de sentido común, pero estar continuamente pensando qué alimentos nos engordarán y cuáles no, lo que conseguiremos es agobiarnos, crearnos ansiedad, y terminar con la típica frase de auto convencimiento: “ahora ya está, no tengo elección, como todo lo que quiera estas semanas y luego ya si, luego ya me pongo a dieta estricta”. ERROR. Hacer esas super compensaciones calóricas no te llevará a ningún lado: si comes por encima de tus necesidades evidentemente subirás de peso (masa grasa y muscular), y si luego comes muy por debajo de tus necesidades bajarás todo ese peso pero a costa de tu masa muscular, y eso querido/a lector/a, es lo peor que le puedes hacer a tu cuerpo.

iStock_000021945901Medium-copy31

La alimentación saludable debe ser constante todo el año. Todos tenemos eventos gastronómicos a lo largo del año (además en Galicia de eso no estamos nada faltos precisamente) pero debemos aprender a tomar conciencia de que esos eventos son algo puntual y una vez pasen, nosotros debemos seguir con nuestra vida habitual y nuestra alimentación saludable (y si puede ser sostenible muchísimo mejor). Ese es el caso de la navidad. Debemos aprender a ver la navidad como un momento puntual del año, es un momento largo y con muchas situaciones que intentarán sabotear tu cerebro para que comas y comas y comas, hasta reventar (gran parte de ese sabotaje proviene de las industrias alimentarias que ejercen todo su poder con publicidad subliminal para incitar al consumismo), pero planificando bien este mes, teniendo claro tu objetivo nutricional, y sobre todo, afrontando este mes con tranquilidad y optimismo, sin duda no será tan desastroso como crees! Lo principal es DISFRUTAR DE ESTAS FIESTAS, existen muchas más formas de disfrutar a expensas de la comida: aprovecha para charlar informalmente con tus compañeros de trabajo en esa cena de empresa que tienes, disfruta de la presencia de tu familia en las comidas navideñas, enternécete viendo las caritas de felicidad de tus hijos/sobrinos/pareja/amigos/padres abriendo los regalos de navidad (a pesar de que no estoy a favor del consumismo de este tipo), diviértete bailando toda la noche en esa cena de amig@s que tienes.

¡¡¡¡DISFRUTA EL MOMENTO!!!!

Consejos-excesos-Navidad


En cualquier caso no puedo dejar de emitir algunas recomendaciones para aquéllas personas que tras leer todo lo anterior siguen pensando que no saldrán de la navidad con vida 😜

  1. Si eres tú el/la que organiza la comida en tu casa, puedes anticiparte y tener claro el menú que quieres ofrecer. Hay infinidad de alimentos saludables que puedes incluir y que a todo el mundo le gustarán: rollitos de salmón ahumado y aguacate, mejillones al vapor, langostinos a la plancha, pollo o pavo al horno, marisco cocido, champiñones rellenos, pescado al papillote… Si de lo contrario vas a casa de otra persona a comer, donde puedes ejercer control es sobre las bebidas que tomas y los postres.
  2. Las guarniciones deben llevar siempre verdura. Son alimentos con pocas calorías y mucha fibra por lo que favorece la saciedad, y por supuesto dan muchísimo sabor a los platos.
  3. Come despacio y mastica mucho. Eso mejorará tus digestiones y aumentará la sensación de saciedad (recuerda que el cerebro tarda unos 20 minutos en recibir señales de saciedad).
  4. No repitas plato, pues los menús en estas fechas ya suelen ser bastante copiosos de por sí.
  5. Dale preferencia a las técnicas culinarias de menos aceite: vapor, horno, cocido, papillote…
  6. Si haces un plato con salsa CASERA, puedes disfrutar de ella, pero con mesura.
  7. En los postres la fruta nunca debe faltar: las uvas son la insignia de estas fechas así que cúrrate para la mesa una buena presentación de uvas de diferentes variedades para degustar (ideas de presentación al terminar este párrafo). Con los restantes postres típicos de navidad aplicamos el punto anterior, con mesura, y si son hechos en casa con recetas saludables y sin azúcar añadido, ¡mejor que mejor!. 

  8. No abuses de las bebidas alcohólicas, son un extra de calorías vacías, sobre todo las de alta graduación: whisky, coñac, orujo, ginebra…
  9. El ejercicio físico en esta fecha es más importante que nunca! no lo olvides.
  10. Cuando finalice la navidad, sigue comiendo de forma saludable como el resto de los días del año, sin tonterías detox.
  11. La última recomendación: NO TE AGOBIES. Hazlo lo mejor que puedas, confía en ti y mantente firme en tus objetivos. Es posible pasar unas navidades saludables en relación a la alimentación, solo tienes que proponértelo y ¡HACERLO!.

Recuerda que la comida y el alcohol no son las únicas formas de festejar algo 😉 ¡Felices Fiestas! 🎄✨🎈

 

 

Cristina Rodil

Come&Sana

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s